Bus­car

Con­se­jo: El Micro‑C reco­mend­ado por Antho­ny Wil­liam está actu­al­men­te en oferta: 

Con­se­jo: El Micro‑C reco­mend­ado por Antho­ny Wil­liam está actu­al­men­te en oferta: 

Batido desintoxicante de metales pesados (HMDS)

El bati­do Hea­vy Metal Detox es el clá­si­co de las reco­men­d­acio­nes de Antho­ny Wil­liam. Es el bati­do desin­to­xi­can­te defi­ni­tivo y, si es posi­ble, debe beber­se a diario. 
YouTube

Al car­gar el vídeo, acep­tas la polí­ti­ca de pri­va­ci­dad de You­Tube.
Apren­de más

Car­gar vídeo

Ingredientes para el batido detox de metales pesados

Preparación del Batido Detox de Heavy Metals

La for­ma más sen­cil­la de com­prar aránd­a­nos sil­ves­tres es con­gel­ar­los. Cuan­do se tra­ta de plá­ta­nos, es importan­te que estén real­men­te madu­ros. Pue­des reco­no­cer­lo por las motas mar­ro­n­es. Sólo enton­ces el plá­ta­no des­ar­rol­lará todo su poten­cial. La hoja de cil­an­tro debe estar fre­s­ca, una vez seca o con­gela­da pier­de las pro­pie­da­des desin­to­xi­can­tes que son importan­tes para el bati­do. Agre­gue agua según lo desee. Todos los ingre­di­en­tes se colo­can en una licua­do­ra de alto ren­di­mi­en­to y se mez­clan duran­te unos 2 minu­tos. La can­ti­dad rin­de para 2 vasos gran­des y es ide­al para la eli­mi­nación dia­ria no sólo de meta­les pesados.

¿Cuál es la variedad adecuada de arándanos silvestres?

Según Antho­ny Wil­liam, a la hora de ele­gir la varie­dad de aránd­a­no adecua­da para la eli­mi­nación de meta­les pes­ados, la sigu­i­en­te infor­mación es cru­cial. Sólo la varie­dad adecua­da de aránd­a­no sil­vest­re es capaz de eli­mi­nar los meta­les pes­ados, como el mer­cu­rio, de los órga­nos (como el bazo, el pán­cre­as y el sis­te­ma repro­duc­tivo), el híga­do y, sob­re todo, el cere­b­ro.
La varie­dad cor­rec­ta de aránd­a­no sil­vest­re es la varie­dad Vac­ci­ni­um angusti­fo­li­um. En inglés se llama ‘blueber­ry’ y Antho­ny Wil­liam reco­mien­da uti­li­zar estos aránd­a­nos de Cana­dá o Maine para una desin­to­xi­ca­ción ópti­ma. Sólo esta varie­dad tiene la capa­ci­dad de desin­to­xi­car de for­ma segu­ra los meta­les del cere­b­ro. Tam­bién tiene el mayor con­teni­do de anti­oxidan­tes. 
Un sig­no exter­no para el pro­fa­no es la capa­ci­dad geli­f­i­can­te par­ti­cu­lar­men­te fuer­te de las bayas. Vac­ci­ni­um angusti­fo­li­um trans­for­ma rápi­da­men­te el bati­do en una masa rígi­da, casi pare­ci­da a un pudín. Pre­ci­sa­men­te esta capa­ci­dad de geli­f­i­ca­ción es un sig­no de la espe­cial capa­ci­dad de unión de las bayas, que no sólo encuen­tra de for­ma segu­ra los meta­les tóxi­cos, sino que tam­bién los une y los trans­por­ta. 
Las varie­da­des euro­peas sue­len ser Vac­ci­ni­um myr­til­li­us (Aránd­a­no), que no pre­sen­tan esta carac­te­rí­sti­ca exi­gi­da por Antho­ny Wil­liam. Siguen estan­do sanos, pero sólo eli­mi­nan algu­nos meta­les de los intesti­nos y no de otras zonas. Cuan­do haces el bati­do con esta varie­dad es como si solo tuvie­r­as 4 de los 5 ingre­di­en­tes bási­cos necesarios. 

Preguntas y respuestas sobre el batido detox de metales pesados

Sí, por­que sólo las bayas sil­ves­tres de Cana­dá o Maine/América del Nor­te (Vac­ci­ni­um angusti­fo­li­um) tie­nen la capa­ci­dad de eli­mi­nar de for­ma segu­ra meta­les pes­ados y toxi­nas no sólo de los intesti­nos, sino tam­bién del cere­b­ro, el híga­do y las pro­fund­i­d­a­des de los órga­nos. El aránd­a­no cul­tiv­a­do no tiene pro­pie­da­des desin­to­xi­can­tes de meta­les pes­ados. El aránd­a­no sil­vest­re euro­peo (Vac­ci­ni­um myr­til­li­us), tam­bién cono­ci­do como aránd­a­no, tiene la capa­ci­dad de eli­mi­nar peque­ñas can­ti­d­a­des de meta­les pes­ados del intestino. 

Sí, es fácilm­en­te posi­ble poner más de 2 plá­ta­nos en la licua­do­ra. Los plá­ta­nos y las naran­jas se aña­den prin­ci­pal­men­te para que los demás ingre­di­en­tes se trans­por­ten más rápi­da­men­te a la célu­la, para lo que siemp­re se nece­si­ta glu­co­sa. Much­as per­so­nas, espe­cial­men­te los deport­is­tas, aña­den de 3 a 4 plá­ta­nos madu­ros a la bebi­da preparada. 

Es mejor beber el bati­do inme­dia­ta­men­te des­pués de pre­par­ar­lo. Lo ide­al es que esto ocur­ra en la maña­na, como desayu­no, de 20 a 30 minu­tos des­pués de beber jugo de apio recién hecho. El bati­do Hea­vy Metal Detox for­ma par­te de la ruti­na matu­ti­na según Medi­cal Medi­um. El bati­do des­ar­rol­la mejor sus pro­pie­da­des desin­to­xi­can­tes por la mañana. 

Sí, pue­des beber­lo de for­ma segu­ra duran­te el emba­ra­zo y la lac­tancia. El tem­or de que las toxi­nas disuel­tas pued­an dañar al bebé es com­ple­ta­men­te infund­ado. El cuer­po nun­ca pas­a­ría las toxi­nas al bebé, pero la pro­pia inte­li­gen­cia del cuer­po expul­s­ará las toxi­nas lo más rápi­do posi­ble a tra­vés de la ori­na y las heces.

Los mejo­res resul­ta­dos se logran cuan­do se incluy­en los 5 ingre­di­en­tes bási­cos en el bati­do. Sin embar­go, toda­vía es posi­ble omi­tir uno o dos ingre­di­en­tes, aun­que esto ten­drá un efec­to redu­ci­do. Los ingre­di­en­tes míni­mos serí­an 3 ingre­di­en­tes bási­cos. Tam­bién es importan­te que no uti­li­ces pol­vo de hier­ba de ceba­da, sino jugo de hier­ba de ceba­da en polvo.

No, no es nece­sa­rio con­gelar las bayas. Se sue­len com­prar con­ge­la­dos y se pue­den des­con­gelar pre­via­men­te o uti­li­zar con­ge­la­dos según se desee. El bene­fi­cio sigue sien­do el mismo. 

Sí, los niños tam­bién pue­den beber HMDS, sólo que la can­ti­dad debe ser adecua­da al peso cor­po­ral del niño. Los bue­nos resul­ta­dos en los niños apa­re­cen incluso más rápi­do que en los adultos. 

La hier­ba fre­s­ca tiene el mejor efec­to. Dado que a menu­do no siemp­re es fácil con­se­guir ingre­di­en­tes fres­cos, pue­des uti­li­zar cil­an­tro con­ge­la­do como ración de emer­gen­cia. Esto no se debe des­con­gelar pre­via­men­te, sino agre­gar­lo al reci­pi­en­te de la licua­do­ra cuan­do esté congelado. 

No, a dife­ren­cia de la hier­ba de cil­an­tro con­gela­da, que toda­vía tiene cier­to efec­to desin­to­xi­can­te, la tin­tura no es efi­caz para la desin­to­xi­ca­ción de meta­les pes­ados. Enton­ces es mejor recurr­ir a alternativas. 

Sí, si no pue­de con­se­guir hier­ba fre­s­ca, defi­ni­tiv­a­men­te exis­ten alter­na­tiv­as. La mejor segun­da opción son las hojas ver­des de rába­no. La ter­cera opción es el pere­jil fresco. 

El HMDS tiene el mejor efec­to en su com­po­si­ción ori­gi­nal. Sin embar­go, es posi­ble cam­bi­ar a man­gos si tien­es into­le­ran­cia a los plá­ta­nos o las naranjas. 

Según Antho­ny, el Pací­fi­co está aho­ra tan con­ta­mi­na­do que Antho­ny Wil­liam ya no reco­mien­da la espi­ru­li­na de Hawaii, a dife­ren­cia de hace unos años. 

Beber HMDS no es sólo un uso tem­po­ral, sino que debi­do a la expo­si­ción dia­ria a toxi­nas, espe­cial­men­te meta­les pes­ados y radia­ción, es mejor con­ti­nu­ar tomán­do­lo duran­te toda la vida. 

No, la chlorel­la tiene cier­ta capa­ci­dad para recolec­tar meta­les pes­ados en el cuer­po, pero su capa­ci­dad de unión es muy poco con­fia­ble. Por este motivo, a menu­do libe­ra los meta­les pes­ados que acu­mu­la un poco más tar­de y aca­bas en una mala situ­ación. Los nue­vos luga­res para la caí­da de meta­les pes­ados pue­den ser incluso menos favor­ables que antes.

Impri­mir / PDF / Cor­reo electrónico

Compatible con impresión, PDF y correo electrónico

Compartir/Enviar/Fijar

Astrid Spath
Astrid Spath 
Astrid Späth cono­ció a Antho­ny Wil­liam en 2019 y des­de enton­ces apli­ca con entus­i­as­mo este esti­lo de vida para ella y su fami­lia. Para ellos es un desafío domi­nar las dife­ren­tes nece­si­d­a­des y dese­os de los miem­bros de la fami­lia en tér­mi­nos culi­na­ri­os, lo que hacen cada vez mejor a medi­da que aumen­tan sus conocimientos. 
Suple­ment­os Vimergy

Los suple­ment­os nut­ri­cio­na­les reco­mend­ados por Antho­ny Wil­liam están dis­po­nibles en los sigu­i­en­tes minoristas:

Libros media­nos médicos

Los libros de Antho­ny Wil­liam de un vistazo:

Cam­pa­ña de ahorro

Expri­mi­dor len­to MM1500

Ahor­re 10 % sob­re el expri­mi­dor len­to reco­mend­ado por Antho­ny Wil­liam Códi­go de cup­ón: 10ZUMO DE APIO

es_ESEspa­ñol
Ir al contenido