Bus­car

Reco­men­d­acio­nes ori­gi­na­les de EE. UU.:

Reco­men­d­acio­nes ori­gi­na­les de EE. UU.:

Astrid Spath

Astrid Späth lle­va des­de 2019 imple­mentan­do con entus­i­as­mo este esti­lo de vida para ella y su fami­lia. Para ellos es un desafío domi­nar las dife­ren­tes nece­si­d­a­des y dese­os de los miem­bros de la fami­lia en tér­mi­nos culi­na­ri­os, lo que hacen cada vez mejor a medi­da que aumen­tan sus conocimientos. 
Cuenco de cristal con bolas de dátil y zanahoria.
Bolas de dátil y zanahoria 

Estos peque­ños paque­tes de ener­gía pro­por­cio­n­an ener­gía rápi­da, tie­nen un sab­or deli­cio­so y son rápi­dos. Las zan­a­ho­ri­as que con­tie­nen les dan una nota ine­spe­rad­amen­te jugosa. 

Tortilla de lentejas vegana en un plato blanco
Tor­til­la de len­te­jas vegana 

Esta tor­til­la de len­te­jas vega­na es rápi­da de hacer y tiene una varie­dad de varia­cio­nes. Al ele­gir ver­du­ras se pue­den crear fácilm­en­te nue­vas posi­bil­ida­des. En lugar de hari­na de len­te­jas, tam­bién fun­cio­na muy bien la hari­na de garbanzos. 

Tortitas de patata y cebolla sobre papel de horno
Pan pla­no de pata­tas y cebolla 

Si te sobra­ron unas pata­tas al vapor del día ante­rior, enton­ces este snack es muy fácil de pre­parar. El pan pla­no de pata­tas y cebol­la es espe­cial­men­te adecua­do como peque­ño ape­ri­tivo antes de una comi­da prin­ci­pal o como deli­cio­so ten­tem­pié ent­re medias. 

Espárragos verdes con salsa holandesa
Sal­sa hol­an­desa vegana 

Esta sal­sa hol­an­desa vega­na es mara­vil­lo­sa­men­te cre­mo­sa y com­bi­na bien con espár­ra­gos y pata­tas. El típi­co sab­or a hue­vo se con­si­gue aña­di­en­do kala namak (sal negra). 

Cuenco con ensalada mixta y aderezo de mostaza y miel
Ensa­la­da mix­ta con ade­re­zo de mos­ta­za y miel 

Una ensa­la­da colo­ri­da que obtiene su atrac­tivo espe­cial de las tiras de beren­je­na al hor­no pican­tes. Los gar­ban­zos tam­bién lo hacen muy abun­dan­te y el ade­re­zo pican­te de mos­ta­za y miel le da un sab­or excepcional. 

Plato con sartén de patatas asiática
Sar­tén de pata­tas asiática 

Un pla­to peque­ño, deli­cio­so, que se pue­de pre­parar rápi­da­men­te y cuyo atrac­tivo resi­de espe­cial­men­te en las setas shii­ta­ke. Esta sar­tén de pata­tas tiene un sab­or muy armo­ni­o­so por­que el lige­ro pican­te se equi­li­bra bien con el dulz­or de los gui­san­tes dulces. 

Nug­gets de bró­co­li y garbanzos 

Cru­ji­en­tes por fuera y sua­ves por den­tro, estos deli­cio­sos nug­gets se pre­pa­ran en el hor­no o en la frei­do­ra de aire cali­en­te. Este boca­dil­lo tam­bién es muy popu­lar ent­re muchos niños y sabe igu­al de bien con coliflor. 

Fuente para hornear con moussaka de patata
Mus­a­ka de patata 

Un pla­to sus­tancio­so, abun­dan­te y recon­fortan­te que se pue­de com­ple­men­tar per­fec­ta­men­te con una ensa­la­da ver­de. Tam­bién fun­cio­na bien si sobran pata­tas del día anterior. 

Brochetas de frutas y verduras
Broche­tas dul­ces y saladas 

Estas broche­tas dul­ces y sala­das son mara­vil­losas como guar­ni­ción, boca­dil­lo o deli­cio­so ref­ri­ge­rio. Se pue­den dis­f­rut­ar cru­dos, secos o hor­ne­a­dos, ¡las tres ver­sio­nes son muy sabrosas! 

Cha­ga lat­te con dáti­les y caramelo 

Un bati­do increí­blem­en­te deli­cio­so que se pue­de pre­parar sin grasa con agua de coco o agua o, para una con­sis­ten­cia aún más cre­mo­sa, con leche de almen­dras o de coco. ¡Pro­ces­ado así, el pol­vo de cha­ga es un ver­dade­ro placer! 

Japchaae en un plato azul
japchae 

Los fide­os de cris­tal de boni­a­to le dan un toque espe­cial a este rápi­do pla­to asiá­ti­co. Pre­pa­ra­do con poco esfuer­zo, el jap­chae apor­ta varie­dad a la die­ta lib­re de gras­as y tiene un sab­or fantástico.

Bol de cristal con queso crema vegano
Que­so cre­ma vega­no con eneldo 

Los ana­car­dos for­man la base de este que­so cre­ma vega­no ver­sá­til. Se pue­de uti­li­zar de diver­sas formas, ya sea para unt­ar, como sal­sa para ver­du­ras al hor­no o como sal­sa para kebabs y wraps veganos. 

Canelones en plato blanco
Canelones 

Los canelo­nes clá­si­cos ita­lia­nos en una ver­sión sin grasa, cerea­les ni lác­te­os son una sabro­sa alter­na­ti­va al ori­gi­nal. El cala­bacín susti­tuye a los fide­os, se rel­len­an con “que­so de pata­ta” y se sir­ven en una sal­sa de toma­te pican­te. ¡Deli­ca­do!

Tazón de picadillo de patata butternut
Hash de pata­ta butternut 

Este pla­to ofre­ce un doble paquete de glu­co­sa medi­an­te el uso de pata­tas y cala­ba­za, ade­re­z­ado con tomil­lo, rome­ro, ajo y pimen­tón en pol­vo. Un pla­to coti­dia­no sen­cil­lo y que se pue­de pre­parar rápidamente. 

Plato blanco con tiramisú
Tiramisu 

Es cier­to que este tira­misú ni siquie­ra está lis­to, pero lo ide­al es pre­par­ar­lo el día antes de una fies­ta y lue­go tener el tiem­po nece­sa­rio para ter­minar. Un post­re sun­tuo­so que sin duda merece la pena el peque­ño esfuer­zo extra que supo­ne prepararlo. 

Plato para servir con flan
Cre­ma de caramelo 

¡Un sue­ño de post­re! Debi­do a que con­tiene una can­ti­dad rela­tiv­a­men­te alta de grasa, con­vie­ne reser­var­lo para oca­sio­nes espe­cia­les. Es per­fec­to como colofón de cele­bra­cio­nes en fami­lia o con ami­gos. ¡Sim­ple­men­te tien­es que probarlo! 

Cuenco de cristal con galletas de higos
gal­le­tas de higo 

Estas gal­le­tas de higos tie­nen un sab­or increí­b­le y brind­an un gran apo­yo para un cuer­po sano. El pota­sio y el sodio con­teni­dos en los higos apoyan los neu­ro­trans­miso­res, las sinap­sis y las neu­ro­nas del cere­b­ro. Ade­más, los fitoquí­mi­cos con­teni­dos en los higos ayu­dan a que el sis­te­ma inmu­noló­gi­co de los intesti­nos fun­cio­ne bien.

Cuenco con croissants de vainilla
medi­as lunas de vainilla 

Las medi­as lunas de vai­nil­la com­bi­nan de mara­vil­la con la tem­po­ra­da navi­de­ña. Esta ver­sión com­pa­ti­ble no requie­re man­te­quil­la y las medi­as lunas aún qued­an mara­vil­lo­sa­men­te des­me­nuz­a­bles y espon­jo­sas. Natur­al­men­te com­pa­ti­ble con hari­na sin glu­ten y vai­nil­la auténtica.

Plato de batatas al horno
Bata­tas dos veces al horno 

Las bata­tas hor­nea­das se mez­clan con cre­ma de ana­car­dos case­ra y pasas, se cubren con streu­sel de nue­ces y rome­ro y se hor­ne­an duran­te unos minu­tos más has­ta que el streu­sel de nue­ces esté dorado. 

Fuente para hornear con pisto
Ratatouille 

Un pla­to muy visto­so que com­bi­na ver­du­ras de colo­res como cala­ba­ci­n­es, beren­je­nas y pimi­ent­os con una sal­sa de toma­te pican­te. Tam­bién se pue­de ser­vir con qui­nua o mijo, lo que lo hace aún más abundante. 

pan de bayas 

Un pan de tar­ta afru­ta­do, dul­ce, jugo­so y fácil de hacer. Es muy popu­lar ent­re los niños y, por lo tan­to, tam­bién es adecua­do para hor­ne­ar en familia. 

Plato de espaguetis a la carbonara
Espa­gue­ti Carbonara 

Estos espa­gue­tis de arroz en sal­sa cre­mo­sa de pata­tas y coli­flor son per­fec­tos para los aman­tes de los pla­tos de pas­ta. Las tiras de beren­je­na pican­tes susti­tuy­en al toci­no del original. 

Tabla de madera con wraps de nori de boniato
Wraps de bata­ta nori 

Las bata­tas al vapor pro­por­cio­n­an la glu­co­sa nece­sa­ria para estos ape­ri­tivos de hojas de nori. Los wraps qued­an deli­cio­sos y cru­ji­en­tes con pepi­nos, lechu­ga y pimi­ent­os. Un snack deli­cio­so, ori­gi­nal y que apor­ta varie­dad a la cocina. 

Pan­que­ques con cebolletas 

Las pata­tas al vapor son la base de las sabro­sas tor­ti­tas y la hari­na de yuca es el aglu­tin­an­te sin glu­ten. Los panes pla­nos pican­tes se com­ple­mentan con una sal­sa par­ti­cu­lar­men­te deli­cio­sa a base de jara­be de arce y jugo de limón, que obtiene su pican­te pican­te del chi­le y el ajo en polvo. 

Exprimidor Hurom 330P sobre mesa
Mis expe­ri­en­ci­as con el Hurom H330P 

Este expri­mi­dor me inspi­ra todos los días. Es mucho más rápi­do que cual­quier expri­mi­dor len­to que conoz­co. El jugo de apio es fácil de pre­parar, incluso los pepi­nos no son un pro­ble­ma para él. No se obstruye ni siquie­ra con can­ti­d­a­des mayo­res. ¡EL H330P es una reco­men­d­ación cla­ra para cual­quie­ra que haga muchos jugos! 

Puré de garbanzos revuelto en un plato
Puré de gar­ban­zos salteados 

La hari­na de gar­ban­zos es la base de estos hue­vos revuel­tos vega­nos. La rece­ta es rápi­da de hacer y queda sor­pren­den­te­men­te jugosa gra­ci­as a la adi­ción de toma­tes, pimi­ent­os y cebol­las. Las varia­cio­nes de la rece­ta bási­ca con, por ejem­plo, cham­pi­ño­nes o bró­co­li aport­an varie­dad adicional. 

Tazón de bolas de albaricoque
bolas de albaricoque 

Una dul­ce tent­a­ción rica en vit­ami­na C gra­ci­as a los alb­ari­co­ques y las naran­jas uti­liz­ados. Los efec­tos cáli­dos de la canela y el jen­gib­re y el sab­or exó­ti­co de las hojue­las de coco los con­vier­ten en una deli­cia popu­lar que se pue­de comer en poco tiempo. 

Wraps de champiñones y patatas sobre hojas de lechuga
Wraps de cham­pi­ño­nes y patatas 

Los cham­pi­ño­nes fri­tos, pican­tes y sazo­na­dos hacen que estos irre­sis­ti­bles wraps de masa de papa sean tan atrac­tivos. Estos deli­cio­sos rol­li­tos fina­men­te hor­ne­a­dos están rep­le­tos de hier­bas y espe­ci­as saludables. 

Tiras picantes de Auberigen en un plato
Tiras de beren­je­na picantes 

Estas tiras de beren­je­na fri­tas cru­ji­en­tes se untan con una mari­na­da hecha de jara­be de arce, jugo de limón, pas­ta de toma­te, ajo en pol­vo, cebol­la en pol­vo, pimen­tón en pol­vo y chip­ot­le en pol­vo y lue­go se hor­ne­an has­ta que estén cru­ji­en­tes en el hor­no. Una deli­cia picante.

Plato con crepes y frutos rojos
crepes 

Las cre­pes finas como oblea hechas con hari­na de ave­na y fécu­la de pata­ta son fáci­les y rápi­das de pre­parar y son popu­la­res como post­re y muy ape­te­ci­bles como peque­ño ref­ri­ge­rio dul­ce ent­re comidas. 

Foc­ac­cia de patata 

La masa de este pan pla­no se com­po­ne prin­ci­pal­men­te de pata­tas al vapor, hari­na de yuca y fécu­la de pata­ta, ade­re­zada con espe­ci­as y rome­ro. Fácil de hacer, va muy bien con sopas, ensa­la­das o incluso con un deli­cio­so dip. 

Tarro de refuerzo cerebral
Bati­do que esti­mu­la el cerebro 

En situ­acio­nes estres­an­tes, su cere­b­ro nece­si­ta prin­ci­pal­men­te glu­co­sa y elec­tro­li­tos. El bati­do para for­tale­cer el cere­b­ro ofre­ce mucho de ambos y pro­por­cio­na un refuer­zo rápi­do. Enfría de for­ma fia­ble el sob­re­ca­len­ta­mi­en­to del cere­b­ro y cal­ma las neu­ro­nas sobreestimuladas. 

Tazón de sopa de tomate al horno
Sopa de toma­te al hor­no con pica­tos­tes de patata 

Esta sopa de toma­te al hor­no fácil de pre­parar es una deli­cia real­men­te deli­cio­sa gra­ci­as al pican­te del chi­le, la dul­zu­ra de la miel y el pican­te del ajo. Los cru­ji­en­tes pica­tos­tes de pata­ta trans­for­man la sopa en un pla­to prin­ci­pal en toda regla.

Tazón de salsa de fresa
sal­sa de fresa 

Esta sal­sa es un man­jar muy refre­scan­te que es una acertada com­bi­nación de sab­o­res dul­ces y sala­dos. Sabe deli­cio­so solo como ref­ri­ge­rio, con ensa­la­da ver­de, como rel­le­no para mit­a­des de pimi­en­to o sob­re roda­jas de pepino. 

Muffin de verduras en un plato
Muf­fins de ver­du­ras (mini frittatas) 

Estos deli­cio­sos muf­fins están ela­bora­dos con hari­na de gar­ban­zos. Las ver­du­ras se pue­den vari­ar según se desee, lo que hace que los muf­fins sean idea­les para uti­li­zar las sobras. Tam­bién qued­an muy ricas con bró­co­li, coli­flor y champiñones. 

Plato de brócoli dulce y picante sobre la mesa
Bró­co­li dul­ce y picante 

El bró­co­li es mara­vil­lo­so como guar­ni­ción con pata­tas. Jun­to con la sal­sa dul­ce y pican­te, este pla­to con­tiene una rica fuen­te de vali­o­sas ver­du­ras. Como alter­na­ti­va al bró­co­li, tam­bién pue­des uti­li­zar coli­flor, espár­ra­gos o coles de Bruse­las como verduras. 

Plato con pakora de cebolla y dip de anacardos
Pako­ra de cebol­la con sal­sa de anacardos 

Este peque­ño snack ela­bora­do con cebol­las asa­das con una sal­sa vega­na hecha de ana­car­dos es pican­te y pican­te y es adecua­do como deli­cio­so ref­ri­ge­rio o como ape­ri­tivo para una comida. 

Pas­tel de pas­tor con lentejas 

Esta abun­dan­te cazue­la de len­te­jas es un pla­to prin­ci­pal mara­vil­lo­so para toda la fami­lia. Como alter­na­ti­va a las len­te­jas, tam­bién se pue­de pre­parar con cham­pi­ño­nes, lo que acor­ta el tiem­po de preparación. 

Vaso de batido nutritivo para el cerebro
Bati­do para el cui­d­ado del cerebro 

Este deli­cio­so bati­do apor­ta bue­nos apor­tes de glu­co­sa y sales mine­ra­les. Las cere­z­as son lo últi­mo en tóni­co, lim­pia­dor y reju­ve­ne­ce­dor del híga­do. Los limo­nes y las espinacas aport­an sales mine­ra­les al cerebro. 

Vaso de jugo para combatir la migraña
Jugo para com­ba­tir la migraña 

Este jugo pue­de ali­vi­ar las migra­ñas. Se com­po­ne de apio, pera, jen­gib­re y rúcu­la y se pue­de beber regu­lar­men­te como medi­da pre­ven­ti­va o cuan­do está a pun­to de pro­du­cir­se un ataque de migraña. 

Tazón de guiso cremoso
Gui­so cre­mo­so de patatas 

Un gui­so colo­ri­do que se pue­de dis­f­rut­ar con dos deli­cio­sas varia­cio­nes. La ver­sión sin grasa obtiene su cre­mo­si­dad gra­ci­as a las pata­tas adi­cio­na­les, la opción sin grasa con­tiene leche de coco o de almendras. 

Tortilla Rösti con rúcula
Tor­til­la de pata­tas fritas 

Esta sabro­sa tor­til­la es per­fec­ta para un abun­dan­te desayu­no, brunch o com­bi­na­da con una ensa­la­da ver­de para una deli­cio­sa cena. Como vari­an­te sin grasa, tam­bién pue­des omi­tir el aguaca­te; el rös­ti sigue sabi­en­do muy bien sin él. 

es_ESEspa­ñol